Qué es el Magnesio, para qué le sirve al cuerpo humano

El magnesio es un elemento de gran importancia para la vida orgánica y para el metabolismo en general y una medicina de primer orden, protector de la integridad celular.

Magnesio
Magnesio

Esta sustancia química constituye las dos terceras partes de la estructura ósea. Está presente también en los tejidos conectivos, musculares, en la sangre, en el plasma, en las vísceras, en el líquido cefalorraquídeo y en las secreciones digestivas.

Funciones del Magnesio en el organismo

Su acción en el organismo es de vital importancia y se le siguientes funciones:

  • Forma parte de los componentes de la estructura ósea junto con el calcio, el fósforo, el flúor y la vitamina D, tiene incidencia directa en la fijación de los minerales en los huesos, en la formación de dientes sanos y en la elasticidad de los tejidos conectivos, del colágeno, la elastina y de los vasos sanguíneos; esta incidencia es importante para los que padecen arteriosclerosis, osteoartritis, artrosis y ciertos tipos de artritis que se consideran incurables. La fijación del calcio en los huesos requiere la presencia del magnesio y de la vitamina D.

Contáctanos al Whatsapp +573187449095 si deseas más información de los productos Nutre Mi Vida en Colombia.

  • El magnesio como regenerador de la sustancia fibrosa de los nervios, facilita la relajación muscular. Tratamientos con magnesio demuestran resultados sorprendentes en casos de espondilosis en las vértebras, neuritis, polineuritis y dolores de las articulaciones y del nervio ciático. Influye en la funcionalidad del cartílago desgastado, al intervenir en la formación del líquido que lubrica las articulaciones y en la viscosidad del líquido sinovial.

  • Además de su papel decisivo en la estructura ósea, en las articulaciones, en el trabajo muscular y nervioso (es el mineral propio de los nervios), participa en la mayoría de las funciones orgánicas: ayuda en la formación de células nuevas y del ácido nucleico, es necesario para el mantenimiento de la integridad del ADN y los ribosomas, participa en la replicación del ADN y la sintesis de ARN. El trabajo de síntesis proteica se cumple en el citoplasma celular. ICBF-1.990 Recomendaciones de consumo diario de calorias y nutrientes para la población colombiana.

  • Es importante en la síntesis de las proteínas y en la generación de energía a partir de los alimentos. El magnesio es un cofactor de todas las enzimas que requieren ATP. Se comporta como un electrolito intracelular y actúa como una coenzima en la producción de energía en las células. Es también un factor del equilibrio mineral del cuerpo. Es vital para la actividad enzimática en su función catalizadora de las reacciones químicas.

  • Es importante para el corazón, para tener un sistema cardiovascular sano y para prevenir la alteración del ritmo cardíaco, anginas y ciertos dolores cardíacos. Este mineral esencial protege el revestimiento de las arterias contra el es estrés provocado por los cambios repentinos en la presión sanguínea.

  • Auxilia el trabajo del bazo, páncreas, hígado, riñones, tiroides, intestinos y cerebro. Ayuda a regular la temperatura corporal, a que los músculos liberen y recuperen la energía acumulada y a mineralizar el organismo. Es un componente esencial de la molécula de la clorofila, así como la hemoglobina es parte de la sangre.

  • El magnesio también actúa como alcalinizante en el pH, como de depurativo de la sangre y refrescante vital. Es laxante, factor anti-estrés, anti-inflamatorio Es anti-alérgico.

  • Es muy importante para sistema inmune del organismo organismo, en la formación de anticuerpos y en las defensas contra las alteraciones cancerígenas de las células. El cloruro de magnesio refuerza los poderes de los glóbulos blancos. Interviene en la asimilación y transformación del azúcar, en forma de coenzima; auxilia el trabajo de las vitaminas B y E, del calcio, el potasio y otros minerales

  • Su acción se potencializa en compañía de la vitamina A, B6, C, D, calcio y fósforo. El calcio y el magnesio ayudan a neutralizar las sustancias tóxicas contrarrestando intoxicaciones con el plomo, el mercurio, el estroncio, el cadmio y el yodo.

  • El magnesio es el mineral propio de los nervios, de los tejidos conectivos, evita que los tejidos blandos se endurezcan por la invasión de calcio y que se pierda el calcio óseo creando osteoporosis, calcificación en las arterias y litiasis renal.

  • Junto con la vitamina C contrarresta funciones la disminución de las funciones orgánicas en la en la vejez, al trabajo del sistema digestivo, en la pérdida de tono, de fuerzas y fatiga muscular, nerviosa y cerebral; confusión, desorientación, depresión, temperamento inflexible y excesos de estados emocionales

  • Contrarresta los efectos de la arteriosclerosis disminuyendo la tensión sanguínea, y es muy útil para problemas de próstata.

El potasio y el calcio son antagónicos del magnesio en los procesos bioquímicos orgánicos; por ello, el adecuado suministro de minerales procedentes de las frutas, verduras y hortalizas asegura el equilibrio orgánico, evita el desbalance y las carencias, causa de muchos trastornos. La alimentación vegetal, en estado natural y fresco, satisface todas las necesidades de minerales, oligoelementos, vitaminas, en enzimas y otros nutrientes importan tes para el organismo, que trabajan asociados y en ayuda mutua.

Las deficiencias de magnesio pueden degenerar en trastornos neurológicos (temblor, convulsiones, vértigos), psíquicos (neurastenia, depresión, confusión mental, irritación, insomnio), digestivos (estreñimiento, colitis, gases, úlceras). También tiene que ver con un hígado perezoso y sus secuelas, con las contracciones lentas de la vesicula y con los cálculos; igualmente, con el sindrome premenstrual y trastornos de la visión. El magnesio reduce y disuelve calcificaciones e in suficiencia renal y elimina el ácido úrico. El exceso de este mineral puede ocasionar hipotensión.

De la misma manera, su carencia se asocia con otras alteraciones: Dificultad de aprendizaje escolar, apatía, pereza, temblores en los parpados, calambres, tromboflebitis frecuente, faringitis, dificultades respiratorias, bronquitis frecuentes y con el encanecimiento,

Hay carencia de magnesio en gran parte de la humanidad, con mayor incidencia en los alcohólicos y en personas con cirrosis hepática. La doctora Mildred Seeling afirma que su deficiencia no solo produce aterosclerosis, problemas cardíacos y coronarios, sino enfermedades mentales. La importancia de este elemento esencial para las funciones orgánicas y la salud en general, obliga a incluirlo en la dieta como suplemento cuando no se consumen alimentos ricos en esta fuente de manera suficiente.

La carencia del magnesio se agudiza en los periodos de embarazo, lactancia, crecimiento, enfermedades, menopausia, y cuando aumentan el estrés y los problemas que inciden en el estado emocional de la persona.

Hay factores que disminuyen la absorción del magnesio: el exceso de grasas en la alimentación, de fósforo y de calcio; regímenes muy ricos en proteínas, dietas de adelgazamiento prolongado, anticonceptivos y productos cultivados con abonos ricos en potasio.

La forma más usada del magnesio, como suplemento, es el cloruro de magnesio, en forma iónica y también, el sulfato de magnesio, de uso corriente para las infecciones gastrointestinales. El óxido de magnesio es otro elemento eficaz en alteraciones especificas, pues ofrece estos compuestos y tiene gran eficacia en su acción orgánica. El hidróxido de magnesio, leche de magnesia, tiene propiedades laxantes y alcalinizante del estómago. El óxido de magnesio es una sal mineral natural que resulta de la combinación de una solución de cloruro de magnesio con óxido de calcio. El gluconato de magnesio se prepara combinando una sal de magnesio con ácido glucónico. Este es un ácido orgánico producido por la fermentación de la glucosa del maíz.

Fuentes naturales de Magnesio

Los alimentos que tienen más alto contenido en 100 gramos son las semillas de girasol y de soya, cacao, jitomate (en México), almendras, nueces, espinacas, apio, habas, frijol seco, cereales, harina de trigo integral y germen de trigo. En el libro del doctor Jorge D. Pamplona R. Nuevo estilo de vida. Disfrutalo, la recomendación es de 300 miligramos diarios.

El magnesio está presente en la mayoría de los alimentos Se encuentra en productos lácteos, aves, pescado, salmón y mariscos, polen, jalea real, levadura de cerveza, lecitina, melazas, ajonjolí, aceitunas, algas: spirulina, chlorellas; ostra japonesa, mejillones de Nueva Zelanda, sal marina, ginseng y dolomita. En oleaginosas, maní, avellanas, castañas, nueces y almendras. En frutas, coco, manzanas, piña, naranja, limones, mandarina, toronjas, fresas, duraznos damascos, orejones de albaricoque, dátiles, ciruelas secas, melón, cerezas, uvas, peras, jugo de granada, moras, bananos, higos, brevas, aguacate y sandia (Patilla). En cereales integrales, avena, arroz integral, semillas cebada, de ajonjolí, garbanzo, maíz y millo. En hortalizas en general, de preferencia en zanahoria, ahuyama, brócoli, le lechuga, remolacha, ajos, calabaza, coles, espinacas, alcachofas, cebolla junco y puerro, rábanos, berenjenas, pepinos, tomates, papa, batatas, lentejas, judias, frijol, arvejas de ojo negro, champiñón, chachafruto, y en la gran mayoría de las plantas, especialmente diente de león, alfalfa, ortiga, amaranto, quinua y caña de azúcar y también en la panela.

El magnesio es uno de los minerales más sensibles al empobrecemiento del suelo, causado por el abuso permanente de abonos químicos y nitrogenados en la agricultura intensiva que causa desequilibrios bioquímicos en la tierra. La riqueza o pobreza del terreno en magnesio manifiesta la tasa de concentración de este mineral en los productos vegetales que se cultiven y cosechan. Se cree que debe estar a presente en todas las plantas por ser el elemento constituyente de la clorofila, pero los factores aludidos hacen reflexionar sobre la calidad y concentración de nutrientes en los alimentos que consume la humanidad.

Cabe recordar que este mineral está presente en las dos terceras partes del cuerpo y su carencia puede revelar alteraciones disfuncionales Los síntomas pueden dar claridad para buscar un equilibrio en la dieta. Así mismo, es importante resaltar que el refinamiento, procesamiento y cocción de los alimentos, destruyen el magnesio, desnaturalizándolos, además muchos minerales y vitaminas también se pierden.

Fuente: Diccionario Naturista, Naturaleza y Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *