Beneficios y propiedades de la Cebolla

La Cebolla (Allium cepa) pertenece a la familia de las liliáceas. La cebolla contiene calcio, hierro, potasio (alta concentración), silicio, fósforo, sodio, magnesio, manganeso, yodo, cloro, azufre, flúor, sílice y las vitaminas A, B1, B2, B3, C, G y E.

cebolla
Cebolla

Contiene, además, proteínas, albúminas, enzimas, pectinas, esencias volátiles, ácidos organicos, la hormona o insulina vegetal y germanio, un regenerador celular de notables resultados curativos. Es de gran poder alimenticio y medicinal. El bulbo, de varias clases, cabezona o larga, se le conoce por sus diferentes formas y colores.

La morada tiene una mayor concentración de sus propiedades, por sus ingredientes activos especiales que sanan y evitan distintas enfermedades. Cura el mal funcionamiento de todos los órganos del cuerpo: hígado, riñones, corazón, sangre, estómago e intestinos. Tiene propiedades diuréticas depurativas, desinflamantes, antibiótica y antiséptica.

Desinfecta todo el organismo. Favorece la restauración de la sangre y cura la anemia. En los países orientales creen que previene el cáncer. Como tónico, regenera y vigoriza el organismo, mejora los ojos debilitados, fortalece la actividad del cerebro y el insomnio, regenera células nerviosas.

Estimula la secreción de jugos gástricos, regula la digestión, elimina las flatulencias, es útil para las hemorroides. Ayuda a vigorizar el ritmo del corazón y fortalece la tensión. Es benéfica para los casos de arteriosclerosis, crea un efecto hipotensivo. Depura la sangre de toxinas, albúminas, del ácido úrico, uricemias y toxemias, la vuelve fluida y pura.

Es útil para calentar las manos y pies fríos. Muy provechosa para quien se encuentra en estado de shock. Alivia afecciones de la vejiga, la impotencia, combate la hidropesía, elimina los líquidos retenidos. Su propiedad antiséptica se debe al contenido de azufre.

Desinfecta la mucosidad de las vías bronquiales y urinarias, las estimula. Con ella se puede tratar amigdalitis y laringitis. Mejora los problemas de la próstata. Es renovador su papel en la diabetes, por las propiedades de la hormona vegetal que posee. Estimula las células productoras de insulina en el páncreas, la cual interviene en el metabolismo de los glúcidos regulando el azúcar en la sangre.

Con la cebolla junca o de tallo, junto con raíces y hojas se elabora un cocimiento vermífugo para expulsar lombrices y parásitos intestinales, es laxante moderada. Igualmente, el zumo es un remedio eficaz contra los sabañones, la sordera y el zumbido de oídos, lo mismo que para los orzuelos.

En el reumatismo y neuralgias, se puede aplicar soasada externamente, en emplastos. Se coloca entre los dedos de los pies para bajar la fiebre. Aplicada en cataplasmas y soasada cura heridas, abscesos, forúnculos y llagas. Se corta cerca de la raíz para un mejor efecto curativo.

Para picaduras de insectos se aplica asada y mezclada con miel. Para retirar su olor de las manos, se frota un poco de apio o perejil. Actúa como un catalizador y aumenta la eficacia al mezclarse con jugos, verduras y hierbas. Combinada con ajo, zumo de limón y lechuga, ejerce poderosos resultados purificadores.

Fuente: Diccionario Naturista – Naturaleza y Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nutre Mi Vida - Tienda Naturista Colombia